Economía del bienestar y Turismo

A través de una gira por Europa, se evidencia la gran complejidad de los precios de un solo producto

miércoles, 3 de octubre de 2007

Bienes, servicios, valores y precios en una Eurogira


Los viajeros buscan nuevas experiencias y conocimientos.  Y para ello exploran diferentes atractivos: Los paisajes naturales,  los atractivos  culturales, los atractivos gastronómicos, los atractivos históricos, los atractivos de salud  y bienestar.  En este relato sobre Europa, se encontrarán algunos de estos atractores extraños que ejercen un poder sobre lo que lo rodea en diversos grados y modos de intensidad. 

Puesto que también los viajeros buscan  precios acordes a sus presupuestos, se describen los diferentes  precios, que obran como repulsores.  Así, el viajero se encontrará en dos fuerzas en pugna, los valores naturales, culturales, gastronómicos que atraen, y los precios que repelen. Entre más alto es el precio de un producto o un servicio, más repele a los interesados en los mismos, o a la inversa. Se comprenderá lo que alguna vez escribió Francisco Quevedo: “Es de necios confundir valor y precios” [1] (Ver Teoría compleja del valor - Complexity theory of economic value )

1. España

Pues bien, saliendo de Bogotá a las 5 p.m. y después de diez horas de viaje aéreo en sentido contrario a la manecilla de la luz del sol, llegamos a las 10 a.m a la capital de España, país que en el 2006 recibió 58.5 millones de turistas, mas que Estados Unidos y segundo en el mundo después de Francia. Aquí por lo general las personas no entienden si se les pregunta cuanto vale un producto, más si cuando se pregunta cual es el precio o cuanto cuesta, lo que denota, al igual que en la mayoría de los países de Latinoamérica, que en el inconciente colectivo hay una diferenciación entre valor y precio. Claro que en la mayor parte de los establecimientos la pregunta sobra, porque los precios aparecen en las listas de los menús al público y en las etiquetas sobre los productos en las vitrinas. Estos numeritos se constituyen en el lenguaje universal que identifica a millones de compradores y vendedores de muchas razas, idiomas y culturas.

En Madrid, encontramos en los restaurantes y tiendas de los alrededores de la Plaza de España, la gran vía, la fuente de la Cibeles, la puerta de Alcalá, el parque del Retiro, el estadio Santiago Bernabeu, la plaza Monumental de las Ventas, la Puerta del Sol y el Palacio Real, cervezas de diversas marcas y presentaciones, que acompañan al paladar con la “tapa” compuesta alternativamente por papas, tiritas de jamón, maní, aceitunas o verduras. En las casas a veces la acompañan con la tortilla española elaborada con huevos, cebolla, aceite de oliva y patatas originarias de los Andes americanos. Por estilo de cerveza, las hay negra y rubia y por marca, entre otras, Alcazar, Ambar, Alambra, Águila, Corona, Mahou, San Miguel, Sol, Cruz Campo. Esta última, es la primera marca en ventas en España y la tercera en volumen del Grupo Heineken, que nació en el año 2000, de la fusión entre Sociedad Anónima el Águila y el grupo Cruzcampo, S.A., con una penetración en el mercado de España del 35%

Para incrementar el valor de esta marca frente al Estado, la cervecera se compromete con el ambiente, mediante sistemas de depuración de agua con ahorro energético, niveles de emisión de humos y ruidos inferiores a los establecidos y los residuos orgánicos e orgánicos que se producen son reciclados por empresas homologadas. También cumple el código de autorregulación publicitaria. Frente a los consumidores incrementa el valor con otro atractor como es la música (Greenspace, Jazzaalandia, fiestas, etc). También ha creado establecimientos temáticos como cervecerías Gambrinus, los Guinness Official Irish Pub y las cervecerías Cruz Blanca, que son templos de la cerveza. Allí, el precio de un barril de 5 litros que se reparte en 20 cañas (jarrones) es en promedio de 37,90 €. Es decir 7.60 € el litro y 1. 90 € el jarrón.

Seguimos el camino hacia la región sembrada de álamos y abetos de Castilla de León, tierra de Isabel la Católica, quien, después de la muerte de su primer pretendiente, fue casada a los 18 años con el Príncipe Fernando de Aragón, con el apoyo de los mercaderes que después financiaron el viaje de Colón hacia el continente americano. Durante su reinado se fundó la Santa Hermandad para la represión del robo y la Santa Inquisición para la condena de judíos y la conversión de los musulmanes. En la expansión de su reinado aplicó las estrategias de la guerra y el “amor”.

La conquista del nuevo continente con la espada y la cruz y los pactos de matrimonio de sus descendientes con otros reinos para neutralizar los reinos de Francia. La hija mayor Isabel princesa de Asturias, fue casada con Alfonso de Portugal, quien falleció y luego con Manuel rey de Portugal, pero ella murió en el parto y su hermana María de Aragón entró en reemplazo. Juan, príncipe de Asturias fue desposado con la archiduquesa Margarita de Austria pero murió a los seis meses del matrimonio. Juana dueña, por parte de Aragón, de Navarra, Cerdeña, Nápoles y Sicilia, fue casada con Felipe el hermoso de Habsburgo, quien falleció repentinamente y Juana terminó venerando su ataúd siendo declarada loca sin derecho al trono. Catalina infanta de Aragón, fue desposada con el príncipe Arturo de Gales y tras la muerte de este, con su hermano Enrique VII, rey de Inglaterra, que anuló su matrimonio después de 24 años y tuvo cinco esposas más.

El heredero de Germania, Castilla y Aragón con los territorios de América, fue el hijo de Juana la Loca y Felipe el hermoso, Carlos V de Habsburgo, quien introdujo la cerveza en España, un país tradicionalmente vinícola.

2. Francia

Pasando esta rara experiencia de matrimonios y mortajas, continuamos hacia el boscoso País Vasco y su ciudad San Sebastián, para cruzar la frontera con Francia y atravesar las regiones de Aquitaine y Midi Pyrenees que forman parte de sus veintiséis regiones. Llegamos a Lourdes, con 15.700 habitantes, famosa por el Castillo sobre la roca habitado por los Galos, Romanos, Bárbaros y Moros y por el santuario de Santa Bernardet, que a pesar de enfermar de cólera y tuberculosis, conserva incorrupto su cuerpo de 35 años. Aunque los vinos dominan el escenario no deja de encontrarse la cerveza especialmente en la cervecería artesanal con su pequeño museo.
Después de asistir con mi hijo a un festival nocturno de música, salimos caminando por la calle de la “Grotte” y escuchamos jóvenes detrás de nosotros hablando en francés y cuando volteamos a mirar no había nadie. Mas adelante cerca del cementerio de L´Egalité (interesante nombre), escuchamos una voz también y creímos que era el eco y comencé a hablar en voz alta pero las paredes no respondieron. Extraño no? Y no era por efecto de las cervezas. Algo parecido nos ocurrió alguna vez con otra persona, cuando nos llamaron por el nombre en el Santuario de la Lajas, cerca de la frontera de Colombia con Ecuador.

Luego seguimos hacia el norte por la región de Limousin y llegamos a Orleáns, ciudad que en la guerra de los cien años fue liberada de los ingleses por la doncella de diecisiete años Juana de Arco, y que a los dos años los clérigos la condenaron por herejía y la quemaron viva. Continuamos el viaje por el valle del Loira y visitamos el bello castillo Chambord con 440 habitaciones, 365 chimeneas, y 84 escaleras, diseñado en parte por Leonardo Da Vinci por orden del rey Francisco I, que lo habitó solo 19 días.

Continuamos hacia el norte por la región central y llegamos a París, la ciudad Luz. Aquí encontramos que la cerveza en el Hotel de la “Localidad 19” (arrondissement), de la Villete al noroeste, tiene un precio de 5 € con lo cual de entrada repele buena parte de los compradores. Al salir de este sector donde se encuentra la “ciudad de las ciencias” la Géode, que es la esfera que identifica a la “maloca” de la ciudad y pasar la avenida Flandre para entrar al restaurante del frente, ya la cerveza tiene un precio de 2 €, disminuyendo así su poder repulsor. Ahora, si nos vamos caminando de bohemios por la calle de la Fayette que pasa por la rotonda de la Villete, la estación norte del metro y llega hasta el teatro de la Opera y los grandes almacenes, encontramos cigarrerías o minimercados donde la cerveza tiene un precio de 1 €. Aquí ya el poder de
expulsión ha disminuido notablemente.
Si seguimos avanzando por la avenida de la opera hacia el Palacio de la Alcaldía Mayor (donde hay una foto gigante de Ingrid Betancourt al lado de la puerta) y llegamos al museo de Louvre, en la “localidad 1” que lleva el mismo nombre, los precios van variando hasta llegar a rangos inmencionables cerca de la isla de San Luis sobre el río Sena, donde se radica lo mas granado de la capital francesa. Ahora si continuamos el desplazamiento por el boulevard Sant Germain desde la Sorbona hasta la torre Eiffel, obra maestra de 7.300 toneladas de hierro y una altura de 300 metros en los campos de Marte en la “localidad” o distrito 7 de Palais Bourbon, vamos a encontrar que nuestro producto escogido presenta una variación en el rango de precios que dependiendo del establecimiento oscila entre el O% y el 300% o más. En una ciudad en donde por supuesto el vino es el rey.

Así, la curva normal de precios, con un mínimo de error del matemático Gauss desaparece y cede su lugar a la distribución del matemático francés Agustin Cauchy, con curvas semejantes a un arquero que dispara en muchas direcciones que se alejan de la media. Igual encontramos otros precios con rangos diferentes, por ejemplo, el crucero por el río Sena entre 34€ y 84€, el Tour de la torre Eiffel entre 48€ y 96€, la entrada nocturna al Lido, el Paradis Latin o el Moulin Rouge que oscila entre 134€ y 145 €. Y en los almacenes Prêt-á-Port y en las casas de alta costura o perfumes de marca exclusivos, la diferenciación llega a sus máximos niveles, muy poco accesibles para el común de los mortales. En el restaurante 'La Tour d'Argent', la especialidad, un pato cocinado en su propia sangre, tiene un precio de 300€, sin incluir el vino. En contraste, vemos en las orillas del río Sena las carpas amarillas de los desplazados a la espera de oportunidades para comer y vivir. Estos se suman a los millones de migrantes norteafricanos, apiñados en 751 “zonas urbanas sensibles”. donde la tasa oficial de desempleo promedio es del 20 % y del 30%, entre los jóvenes de 21 a 29 años.

Constatamos entonces que los productos no se acercan a un solo precio de equilibrio, sino que hay diversos precios en desequilibrio, que presentan fuerzas centrípetas de diversos grados, dependiendo de la interacción de variados factores complejos. Así, el paradigma neoclásico Walrasiano de un precio de equilibrio que regula la oferta y la demanda por aproximaciones, lo vemos reducido a un pequeño rompecabezas de niños en un rincón. Con estas reflexiones y otras experiencias, después de varios días, entre diversas culturas, principalmente africanas, abandonamos París y al salir de ella seguimos soñando, sueños innovadores de frontera. Claro que no por efecto de los vinos, sino por el embrujo mágico de la ciudad nocturna iluminada “sur le pont du Paris”.
.
3. Luxemburgo y Alemania

Después de desayunar en París, salimos a través de la región de Champagne, para llegar a almorzar en el Ducado de Luxemburgo, uno de los estados más pequeños de Europa, con cerca de medio millón de habitantes sobre 2.586 km2 (Bogotá tiene 1.586 km2 y 7 millones de habitantes), sede del Banco Europeo de Inversiones, y de la Secretaría General del Parlamento Europeo, cuya capital se encuentra asentada sobre montañas, rodeada de profundas hondonadas.
.
En este país se firmó inicialmente con cuatro países el Tratado de Schengen, que en 1995 se amplió y abrió las fronteras con el fin de facilitar el flujo de personas y mercancías en Europa. Así se redujeron las filas en las fronteras para mostrar el pasaporte, lo cual sumado a la unificación de la moneda ha facilitado la movilidad de los viajeros y las transacciones comerciales. Aquí los precios de la cerveza como el de todos los productos y servicios corresponden a los del país con el PIB per cápita más elevado del mundo (USD 77.595 al año) y a uno de los salarios mínimos más altos de Europa 1.500 € al mes. El de España es de 520 € y el de Colombia 173 €.

Salimos hacia Alemania a través de estados federados (Länder) de Saarland, Rheinland-Pfalz y Hesen pasando por la ciudad militar de Koblenz en el recorrido por el Valle del Rhin, el río más grande de Europa. Aquí se aprecian los pueblos de casas blancas con techos negros, los viñedos, los nuevos molinos de viento y los imponentes castillos, parte de ellos construidos con los recaudos de peaje (boleteo se diría en Colombia) a las embarcaciones que surcaban el río. Los que no pagaban los hundían. Paramos en la simbólica Roca de Loreley, sirena que según la leyenda atraía con sus encantos a los navegantes y se convertía en piedra para hacerlos hundir. En este hermoso punto, ya escasea el producto que estudiamos pues el reinado es de los vinos del Rihn de variados añejamientos, tamaños y precios desde 2 €.

En la noche arribamos a Frankfurt en la región de Hessen, capital financiera de Alemania, asiento del banco Europeo, sede del mundial de fútbol 2006 y cuna del poeta y pensador Goethe. A lo largo de la rivera del río Main, se encuentran rascacielos de bancos y aseguradoras, entre los que se destaca la Torre del Banco de Comercio, que mide cerca de 300 metros y es el edificio más alto de Europa con 56 pisos. (Monserrate se eleva 500 metros sobre Bogotá). Aquí ya se nos complica escribir en los computadores porque los teclados son diferentes.

De acuerdo al plan (Alex Nach Plan) salimos a través de la ruta romántica, la mas bella de Alemania, poblada de bosques frondosos que llaman a la imaginación y que de hecho ha sido fuente de inspiración de literatos, pintores y poetas y sustento para la creación de muchas narraciones orales que los hermanos Grimm nacidos en Hanau y filólogos del folclor plasmaron en 210 cuentos traducidos a 160 idiomas en el mundo. Llegamos luego al broche de oro, el antiguo Rothenburg (Pueblo Rojo), considerado como la villa medieval amurallada mejor conservada de Europa, que al recorrerlo por sus calles empedradas, sus tapias y edificaciones de variados tonos pastel, con mercado al estilo medieval y cajas de juguetes navideños, nos devuelven muchos siglos a los tiempos de los atractivos cuentos de príncipes, lobos, hadas, y brujas.

Continuamos el viaje, observando los poblados con casas blancas de techos rojos y las plantaciones de lúpulo y llegamos al término de seis horas a Münchner (Munich o Monje), capital de la región de Baviera. Aquí el reino ya es de la cerveza, conocida como el “pan líquido”, que los monjes medievales mejoraron en aroma, aspecto y sabor y que adquirió prestigio cuando el duque de Baviera Guillermo IV con la “ley de la pureza” certificó la calidad con el uso exclusivo de agua pura, malta de cebada, lúpulo y levadura. Aquí, al igual que en Berlín, como me comenta el economista residente en la capital, Jaime Torres, “casi no se consigue la Heineken, pues en Alemania hay cerca de 1.400 fábricas de cerveza, la gran mayoría, pequeñas y medianas empresas, los mercados están muy regionalizados, algunos llevan siglos en ellos y son un tanto conservadores. Aquí es muy común la 'Berliner Pilsen', la 'Becks', entre las grandes, y también se encuentran muchas del sur de Alemania, de República Checa, donde queda Pilsen”. En los paradores del camino, la entrada a los baños tiene un precio de 0.50 € y a la presentación del tiquete este monto lo abonan a las compras, entre otras cosas de cerveza.
.
Después de un recorrido para conocer en Munich la Plaza de la Residencia Real y la famosa Ópera, Marienplatz con su importante carillón y sinfonías de Beethoven en la plaza a los cuatro vientos, llegamos a “Hofbräuhaus”, la cervecería mas antigua, fundada en 1589 por Guillermo V para atender a su corte, con sus 130 mesas de a diez personas cada una, orquesta alemana incorporada y cervezas servidas en jarrones con corona de espuma de 2 cms y buen sabor refrescante. Aquí se compra desde medio litro de cerveza Münchner de espuma burbujeante a 3,50€, hasta un litro de Hofbräu Dark Beer de Baviera, Hofbräu Original, Radler Light con limonada y Dark Radler negra con limonada a 6.60 €, o Ruß’n rubia con limonada a 7€.

En los supermercados Aldi u otros establecimientos, las presentaciones de diversas marcas de 500 ml tienen un precio entre 0.80 € y 0.50 €, e incluso desde 0.30 €, que se combinan con kartoffel (papas) o Würstchen (salchichas). Aquí el rango de variación entre el precio mínimo y el máximo llega al 700% (¡!). En esta típica ciudad, cada año entre el 1 y 6 de octubre tiene lugar el célebre Festival Internacional de la Cerveza, con bebida gratis para todos. Así es. El poder de repulsión del precio desciende al mínimo y el grado de atracción del valor llega al máximo y más de uno sale entonado, en esta tierra de la emperatriz Sisi amante de la naturaleza y del Rey “loco” Luis II de Baviera.

Un aspecto que llama la atención, es que el consorcio cervecero estadounidense Anheuser-Busch, fabricante de marcas como Budweiser, fue uno de los 15 patrocinadores principales del mundial de fútbol elegidos por la FIFA, en un país como Alemania con el mayor consumo percápita de 131 litros de cerveza, por encima de la media de Europa de 84,4 litros y del mundo de 21 litros al año.

Otro tema que llama la atención es la cantidad de migrantes en busca de oportunidades que llegaron en Alemania a 10 millones, la cifra más alta de Europa que cuenta con 64 millones de migrantes. Le sigue Francia con 6.5 millones, España con 4.8 millones e Italia con 2.5 millones, en el periodo de 1960-2005, constituyéndose en el 9% de la población. Se presenta así una tendencia contraria a la observada a finales del siglo XIX y en la primera mitad del siglo veinte, cuando miles de familias de España, Alemania, Italia, Irlanda, Reino Unido y Polonia migraron hacia Argentina, Brasil, México, Chile y Estados Unidos, desplazados por la violencia y la pobreza.

En la actualidad, de los 490 millones de europeos, uno de cada cinco tiene más de 60 años y el progresivo envejecimiento conduce a una reducción de la población. Por este fenómeno hay diversas tendencias políticas encontradas, pero el vicepresidente de la Unión europea Franco Frattini, planteó "mirar a la inmigración como un enriquecimiento, como un fenómeno inevitable del mundo de hoy, no como una amenaza” y propuso tarjeta azul para atraer a 20 millones de inmigrantes cualificados que se requieren de aquí al año 2025.

4. Austria e Italia

Desafortunadamente no podemos quedarnos hasta festival de la cerveza de octubre y continuamos el viaje, hacia Innsbruck, capital del Tirol, en el centro de los Alpes en Austria. Allí encontramos el contemporáneo Trampolín Olympia donde los esquiadores se lanzan y cerca del final, cosa curiosa, queda el cementerio. Nos dirigimos al tejadillo de oro de estilo gótico construido por Maximiliano I y aquí tomamos una cerveza mientras observamos los cristales swarovski con sus destellos del arco iris, que atrajeron la atención de los pintores Dalí y Picasso.

En esta pausa refrescante, escuchamos la música de Mozart, nacido en Salzburgo (Pueblo de la Sal) y reflexionamos, entre otras cosas, sobre el modelo neoclásico de Carl Menger, para quien los precios son como las olas del mar que tienden a nivelarse en un punto y en su determinación influyen las cantidades de los bienes y la ventaja que buscan los intercambiantes que piensan lógicamente. En esto último estoy de acuerdo, pero debo anotar que existen lógicas diferentes. Como se podrá reflexionar de este breve recorrido, en la fijación de precios intervienen una mezcla compleja de factores geográficos, históricos, culturales, científicos, tecnológicos, políticos, entre otros, que llevan a diversos puntos en desequilibrio con grandes variaciones entre sí, según modo y lugar, aun sin incluir el tiempo. Esto conduce a un replanteamiento de los modelos matemáticos basados en la curva normal y en el V postulado de Euclides (cuestionado por Gauss), empleados por la economía estándar que, en medio de los grandes problemas del siglo XXI, se asemejan más a cuentos de hadas en un mundo ideal. W. Leontiev el premio Nóbel de las tablas de insumo-producto constató en una investigación que las cuatro quintas partes de los modelos econométricos (basados en la curva normal) no tienen ninguna relevancia económica.

Abandonamos Austria atravesando los túneles unidireccionales de los Alpes con destino a la bella Italia, país con veinte variadas regiones, en donde el 44% de los habitantes hablan el italiano y el 56% restante lo combina con cerca de 40 dialectos. Pasamos por Padua en la región de Veneto y llegamos hasta su capital Venecia, perla del Adriático y cuna de Marco Polo, Tiziani y Vivaldi quien compuso 770 obras entre ellas “las cuatro estaciones”. También se celebra allí desde 1893 la Bienal, exposición internacional de artes, que reúne lo más selecto de la poesía, el teatro, la música, danza, las artes visuales, el cine y la arquitectura. En este último tema de la Bienal se distinguió con el León de Oro a Bogotá, en reconocimiento al desarrollo urbanístico de la ciudad en los últimos años, tras competir con 15 ciudades de cuatro continentes y se divulgaron imágenes interesantes a través de diversos medios de información, que ha motivado a los italianos a conocer este referente internacional.

Del continente zarpamos en barco con destino a las 118 islas del mar adriático para arribar al embarcadero donde se filmó “Casino Royal” y continuar el recorrido a pié, en medio de grupos de turistas europeos y asiáticos y de vendedores ambulantes de África, hasta el Palazzo Ducale (Palacio Ducal) obra maestra del gótico Veneciano. Al lado está la gran plaza de San Marcos con su Basílica, la torre del Reloj que indica las horas, los días y el curso de los planetas y las estrellas y el Campanile desde donde se anunciaba la llegada de los barcos y los incendios de la ciudad. Salimos de este escenario donde se celebra en marzo el carnaval de las máscaras y nos dirigimos a otras plazas como la de la Señoría y Santa Crocce, cruzando diversos puentes como el Vecchio o el de los suspiros, que pasan por encima de canales por donde navegan las famosas góndolas.

En el recorrido encontramos diversos negocios que venden cerveza con precios bastantes diferenciados en un mismo establecimiento. Si es para llevar, la unidad tiene un precio de 3€, si es para consumir en las mesas sobre la calle 5€ y si es adentro del establecimiento 4€. Así los precios varían en un 67% en un radio de solo tres metros entre el mostrador y las mesas. Esto sin contar el establecimiento de al lado que, dependiendo de su categoría, presenta otros rangos de precios. Con el calor veneciano, preferimos degustar los deliciosos gelati (helados) cuyas recetas de tutti fruti fueron introducidas por Marco Polo desde China, junto con la pólvora, que le otorgó, entre otros factores, un enorme poderío económico a varias regiones del norte de Italia desde el renacimiento.

En el mapa estuvimos buscando infructuosamente a Florencia pero no la encontramos porque su nombre original es Firenze, capital de la región de Toscana y hacia allí partimos. Al llegar a la Plaza Michel Angelo donde se encuentra una réplica de su imponente estatua de David, sobre la cima de una de las colinas, se divisa la panorámica de la capital del renacimiento Europeo, promovida entre otras por la prestigiosa familia de los Medici que influyó durante tres siglos estableciendo un poderoso centro atractor inicialmente de las finanzas y el comercio y después del arte y la cultura. Los mecenas apoyaron entre otros a Miguel Angel, considerado como uno de los más grandes artistas de Europa, cuyas obras liberadas de las rocas de mármol de Carrara, las vemos replicadas en todas las plazas y museos de las ciudades que visitamos.

Leonardo Da Vinci otros de los artistas y científicos ilustres de esta tierra, corrió con menos suerte y vivió las vicisitudes provocadas por las rivalidades de Michel Angelo y los enfrentamientos entre las diversas cortes, de manera que migró por varias ciudades y murió en Francia. Galileo Galilei, quien al igual que las personalidades del renacimiento investigó todas las ciencias de su época, fue condenado por el Santo Oficio y obligado a abjurar de la teoría helio centrista, conmutando su pena de muerte a la casa por cárcel de por vida. El Dante, cuya estatua vemos en Florencia, rompió la tradición de escribir en latín y popularizó “la divina comedia” en toscano lengua matriz del actual italiano. Sin embargo, en las disputas políticas, fue exilado con condena a muerte extensible a sus hijos y al frente de su tumba vacía en Florencia paradójicamente está la inscripción Onorate l'altissimo poeta (Honrad al más alto poeta). Maquiavelo, quien describió la cruda realidad de la política de la época murió marginado. Aquí nos hallamos en presencia de la grandeza y la bajeza de las elites, con el infierno, el purgatorio y el cielo reunidos y expuestos al “síndrome de Stendhal" que afectó al escritor, por la sobredosis de belleza que aturde los sentidos.

En Florencia al igual que en toda la región de Toscana encontramos cerveza pero lo que más abunda es el vino elaborado con uvas blancas, rosadas y negras que se consigue desde 1 € hasta precios que desbordan medias estadísticas y que contribuye a colocar a Italia en el primer país como productor de vino del mundo con 70 millones de hectolitros. En el norte de Italia se localiza también la industria que fue fortalecida en los años sesenta por la acción estatal del Instituto para la Reconstrucción Industrial y que ahora enfrenta el embate de la artillería china de ropa y calzado, que en parte ha generado una economía subterránea, la cual alcanza el 20% del PIB italiano, con la complicidad de la corrupción interna.

Después de realizar compras de variados productos de cuero salimos hacia el sur por la región de Lazio, que se caracteriza por ser más agrícola, con sus cultivos de frutas suspendidas con cuerdas en parales alineados en surcos, como las vemos en la exuberante provincia verde del Tequendama en Colombia. Al final llegamos a Roma donde conducen todos los caminos de Italia. Con un cielo azul sin nubes el calor agobia y calmamos la sed en las diversas fuentes y grifos de agua que están dispuestas generosamente en toda la ciudad. Da gusto tomar aqua y contemplar por largo tiempo la majestuosa fuente de Trevi a donde desemboca una de las redes del acueducto según la antigua costumbre romana. Continuamos el recorrido hacia el monte palatino donde Rómulo, criado por la lupa, fundó la ciudad, seguimos al foro romano, el circo máximo y el Coliseo construido antes de la caída del imperio en el siglo V y destruido en parte por un terremoto en 1348. En los alrededores encontramos birras (cervezas) de la misma marca y tamaño, cuyos precios fluctúan desde 5 € en los restaurantes hasta 0.5 € en los supermercati.

Otro día atravesamos la ciudad pasando por la plaza Navona, lugar de encuentros artísticos y cruzamos el río Tiber por el puente que conduce al castillo de Sant Angelo y al estado del Vaticano y la Basílica de San Pietro, sede de la iglesia católica dirigida por 264 papas. La entrada al musei Vaticani tiene un precio de 13 €. En los almacenes autorizados venden las bendiciones papales entre 25 € y 35 € en pergamino pequeño y entre 35 € y 45 € en pergamino grande. Afuera en los andenes de la via della conciliazoni, los vendedores ambulantes africanos y de otros continentes, comercializan bendiciones, rosarios, estampitas, iconos de santos, crucifijos y cadenas con rosas “made in China”. Cerca de este centro turístico, los chinos no solo han distribuido sus mercancías, sino que también están comprando las propiedades a los italianos. A diez cuadras se encuentra el monumento a Garibaldi, quien nació en Niza, combatió en Suramérica y Europa y unificó a Italia en 1870.
.
Estando aquí recuerdo al economista italiano Pareto, que recopiló estadísticas de ingresos de diferentes ciudades, encontrando que estas no seguían la distribución normal, sino que en la cima había una minoría que percibía un gran proporción de ingresos y la mayor parte de la población se concentraba en los rangos de menores ingresos, lo que lo llevó a formular una curva no Gaussiana. En esta misma línea de pensamiento, el italiano Corrado Gini, ideó el coeficiente de concentración de los ingresos que lleva su apellido y que representa la desigualdad en la distribución de la riqueza, tema que poco se trata en las matemáticas de la teoría económica neoclásica y sus seguidores en algunas entidades internacionales. Las cifras mas recientes del estudio del organismo oficial Eurostat sobre el índice de pobreza en Europa, medido por el ingreso promedio de cada país, establecen que el 15%, cerca de 56 millones de personas, viven en esta situación. Los países que tienen las tasas más altas de pobreza relativa, Grecia, Portugal (21%) y España (19%), son también los que tienen la peor distribución del ingreso de la Comunidad.
.
5. El Mediterráneo
.
Saliendo de Roma hacia el sur queda la región de Nápoles, tierra de Carusso y de bellas canciones y paisajes, donde la isla de Capri es la máxima expresión de la magia de la naturaleza, de la que habría que contar muchas cosas que desbordan estas páginas. Evoco el graffiti garrapateado en una pared de Roma que dice “se non sei felice pova ad amare”
Nuevamente con destino al norte llegamos a Pisa para visitar la Plaza de los Milagros, con su Catedral, el Baptisterio y la famosa Torre inclinada, con los alrededores atiborrados de vendedores estacionarios y ambulantes de diversas partes del mundo. Luego continuamos por la costa del mar mediterráneo pasando por Carrara la tierra de los mármoles y por la ciudad natal de Cristóforos Columbus, Génova, que es el segundo puerto del Mediterráneo e importante punto de embarque de los productos industriales del norte de Italia. Continuamos hacia San Remo famosa desde 1951 por el festival de la canción italiana y pasamos la frontera para entrar al principado de Mónaco con su famoso casino Montecarlo, lugar preferido por la realeza y estrellas del cine. Aquí, se encuentran bienes de lujo con un enorme poder atractor, así como precios con máximos niveles de repulsión para el común de los súbditos y fanáticos.

Continuamos bordeando la costa hacia Niza, capital de la región francesa de Costa Azul, en donde el 17 de julio tuvimos la bonita oportunidad de participar en la celebración del aniversario de la culminación de la segunda guerra mundial que dejó 40 millones de muertos. A lo largo de la costa mediterránea presenciamos grupos musicales, bailes típicos, fuegos artificiales y música de todas clases en los establecimientos sin ventanas al aire libre. En la única parte donde cobraban entrada de 7€ era en un bailadero de salsa latina con música de la buena. Encontramos también cervezas cuyos rangos de precios varían sustancialmente como en las anteriores ciudades visitadas.

En un nuevo amanecer pasamos por la legendaria Grasse, con hermosos sembrados de flores e inmortalizada en la novela el perfume y seguimos a la ciudad de Cannes, famosa por el festival Europeo de Cine internacional desde 1951 y gran centro de atracción mediática y turística. Luego pasamos por Marsella la segunda ciudad más grande de Francia, después del apoyo estatal que recibió durante la crisis de los años ochenta. Seguimos por el valle del río Ródano, pasando junto a las ciudades fundadas por los romanos de Nimes y Arles. A esta última llegó Vicent Van Gogh atraído por la hermosura de su naturaleza, en donde pintó 300 cuadros de paisajes y en medio de la pobreza fue internado en el sanatorio. Lo cuidó el médico homeópata doctor Gachet a quien retrató y hoy este cuadro, se encuentra entre los diez más caros del mundo con un precio de US $ 82 millones.

Ingresamos de nuevo a España por la región industrial de Cataluña y cerca de la frontera hacemos una parada para almorzar con la tradicional paella por un precio de 12 €, con derecho a todas las botellas de vino de la casa que se quieran tomar. Mas tarde arribamos a la capital catalana, Barcelona, primer puerto del mediterráneo en movilización de carga y pasajeros. Aquí visitamos la Villa Olímpica, el paseo de las Ramblas en la Plaza de Cataluña, y admiramos el templo en construcción de la Sagrada Familia que parece chocolate derretido, la fantasía hecha piedra. Gaudí su genial autor murió contemplando su obra, con su aspecto de mendigo, al ser atropellado por un tranvía en la calle.
.
Recordando los versos cantados del catalán Joan Manuel Serrat, al día siguiente seguimos hacia Zaragoza, capital de la Comunidad autónoma de Aragón, que realizará la exposición internacional 2008 de “Agua y desarrollo sostenible” y continuamos a través de la provincia de Guadalajara hasta llegar de nuevo a Madrid. Aquí nos preparamos para emprender el viaje a América, no sin antes recorrer otros sitios de interés y visitar el distrito de Barajas tradicional y moderno, que queda cerca del gigante aeropuerto internacional.
.
A las 1 p.m emprendemos de nuevo 8.000 kms de viaje aéreo cruzando el océano Atlántico, adelantándonos siete horas en el huso horario, después de diez horas de viaje, para llegar a las 4 p.m. a Bogotá Distrito Capital.
.
Aquí se constata, que lo único en que son iguales los precios con respecto a Europa es en la variada diferencia de niveles. De manera que también se consigue una cerveza Heineken desde un precio equivalente a 0.90 € en los supermercados, hasta 5 € en los establecimientos y sitios distinguidos. Se ratifica así la complejidad de la estratificación de precios que se mantienen lejos de un solo punto de equilibrio, según costumbres, gustos, localización y categoría de los establecimientos, entre otros. Un mismo consumidor puede tener varias “funciones” de preferencia, efectuando adquisiciones de un mismo producto a diversos precios según su condición de comprador de mercado, comprador en restaurante, anfitrión en un evento, representante de una entidad o diversas posibilidades de riesgo y beneficio.

Las raíces a veces son fuertes y sus llamados nos conducen al misterioso encanto de la plazoleta del chorro de Quevedo, donde se cruzan múltiples dimensiones en el corazón de Bogotá y aquí en medio de universitarios, turistas y artistas, degustamos por el equivalente a 0.8 €, un litro de Chicha, la bebida dorada de nuestro (Chi) señor (Cha) el Sol.

Ahora invito a visitar BogotArte
.
Notas:

[1] Francisco de Quevedo. “Origen y definición de la necedad, con anotaciones a algunas necedades de las que se usan” Prosa festiva completa (1630), Ed. Cátedra. Madrid
.
Otros ensayos:
.
Desarrollo económico

Visión y construcción de futuro
Inteligencia y riqueza de las naciones
Deuda pública
Modelo concentrador

Macroeconomía y ciclos

Devaluación y productividad en USA
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-2696873
Devaluación y productividad en USA
Impactos de la caída del dólar
El desempleo
Manual de contratación de Obras Públicas y Servicios

Economía Industrial

Acumulación industrial y Estado
TLC y Microempresas usatlc prospectives
Bonanza y crisis del oro blanco en Colombia

Economía artesanal

Mercado artesanal indígena del Amazonas
Mercado artesanal indígena del Putumayo
Mercado artesanal indígena Sikuani


Economía urbana

Megatendencias de Bogotá
Metamorfósis de Bogotá
Bogotá-Región 2038
Bogotá: Economía de contrastes
Dinámica demográfica de Bogotá
Precios en Europa EuroGira
Las ciclorutas

Teoría económica

Aula virtual YS
Coyuntura y Ciclos
Introducción a la economía
Teoría compleja del valor
Diálogos de la economía
Economía compleja

Educación y Formación

Formar inteligencias excepcionales
La nota y el parcial

EuroGira

EuroGira
París